Alonissos

Alonissos. Viajes a Grecia Tarannà
Alonissos. Viajes a Grecia Tarannà

Alonissos. El vino de Ikion

La isla de Alonissos es la más lejana del grupo de las islas Espóradas. Es un lugar excepcional con unas playas preciosas y unos paisajes naturales de pinos, olivares y huertos. Pequeñas islas esparcidas a su alrededor hacen aún más espectacular el panorama. Es la isla ideal para disfrutar del mar, los paseos por la naturaleza y la relajación absoluta
Alonissos, llamada “Ikion” en la antigüedad, fue una de las primeras islas del mar Egeo en ser habitada. Según la mitología griega, su primer habitante fue Stafylos (que significa uva en griego), hijo del dios Dionisio y Ariadna. Con este mito se explican los fuertes lazos de Alonissos con la viticultura desde los tiempos antiguos hasta la actualidad. Se han hallado ánforas muy antiguas que llevan el sello de “Ikion” que prueban que su vino fue exportado por todo el mundo antiguo, lo que confirma la gran fama de la isla como productora de vino de gran calidad. También se denominaba la isla como “Achilliodromia”, ya que según la mitología, Pileas, el padre de Aquiles, fue enterrado en Alonissos.

Por su situación como cruce de importantes rutas marítimas, esta isla espórada ha sido un centro naval muy importante durante muchos años. Desde Alonissos zarpó el Argo, el barco en el que Jasón y los argonautas navegaron hacia Kolhida para recuperar el vellocino de oro. También desde Alonissos salieron las naves de los aqueos hacia Troya. Existen en el fondo del mar numerosos restos de naufragios de los tiempos clásicos y bizantinos, para testimoniar aún más la importancia naval de la isla.

Muy importante es el Parque Nacional Marino de Espóradas del Norte, un refugio para aves peculiares, delfines y la foca monje del Mediterráneo, Monachus Monachus.
Patitiri es la capital y puerto de Alonissos Desde la antigua capital Chora o Hóra se admiran unas impresionantes vistas al mar. Casas de piedra, patios florecidos, calles empedradas, y pequeñas iglesias crean la imagen de una típica isla griega.

En Milia, en un lugar verdaderamente idílico, está la sede de la Academia Internacional de Homeopatía, que mantiene viva la tradición profundamente arraigada de la medicina popular que se desarrolló gracias a las diversas hierbas milagrosas que crecen en la isla. Para los amantes del mar Alonissos ofrece hermosas playas de aguas cristalinas (Meyálos Mourtias, Steni Vala, Milia, Chrisi Milia, Marpoúnta), donde se disfruta de momentos inolvidables de paz y serenidad.

Desde el puerto de Patiriri salen pequeñas embarcaciones para visitar los islotes cercanos que están incluidos en el Parque Nacional Marino. Realizar alguno de estos trayectos representa una experiencia preciosa donde seguramente se tiene ocasión de navegar junto a delfines y, si hay suerte, vislumbrar alguna de las focas que encuentran protección en sus aguas.
– Interesante es el islote Yioúra, en cuyas excavaciones se demostró que fue habitado desde el Neolítico. Existe una cueva de estalactitas donde según Homero vivió el gigante Ciclope. Otra curiosidad es que en Yioúra habita una especie peculiar de cabras salvajes.
Kyra-Panayia (o Pelayoníssi) es una pequeña isla que pertenece al monasterio de Meyistis Lavras situado en el Monte Athos. Allí se encuentra un monasterio del siglo XII y también la bahía Planitis, uno de los mayores puertos naturales del Mar Mediterráneo.

Comparte esta página:

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

    Síguenos:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR